Remedios caseros para desatascar un WC

¿Un atasco en el váter? Vamos a ver distintos trucos sencillos para solucionarlo. Aunque parezca desagradable, solucionar tú solo el atasco de tu WC hará que evites un gasto que no tenías previsto en tu presupuesto, ¡y menos para pagar a un fontanero!

Contando con las herramientas necesarias que solo suelen tenero los fontaneros economicos no es muy complicado desatascarlo.

Es importante que haya una cañería no opaca que lleve el agua residual del WC para saber que está en buen estado. La cuestión es que con su utilización diaria dicha cañería va acumulando residuos fuera de la casa, que es lo que perjudica su funcionamiento porque puede generarse un atasco, sobre todo si se tiran muchos restos (además del papel higiénico) por el mismo.

Si tienes niños en casa es fácil que determinados objetos (seguramente juguetes) que generalmente no se evacúan por el váter acaben en el mismo y van a parar erróneamente a dicha cañería. Pero afortunadamente hay varias opciones para desatascar rápidamente un WC.

  • Desatascador
  • Taladro de inodoro
  • Varilla de serpiente
  • Prueba con bolas de papel higiénico

Desatascador

Para quitar el atasco del váter la web de desatascosmurcia.org dice que lo mejor es meter el desatascador dentro, sobre todo si queremos quitar una obstrucción hecha de papel higiénico y todos los restos que se acumulan en el interior de la cañería.

Generalmente se utilizan desatascador estilo campana o de acordeón porque son los que tienen más fuerza de absorción.

En la parte baja de la taza del váter pon la copa de goma del desatascador para cerrar la zona. Al subir y bajar el desatascador se generará un efecto que absorberá el agujero del WC. Generalmente basta para destaponar poco a poco con dicha fuerza de succión hasta que deshaga del todo. Repite esa misma acción unas cuantas veces seguidas y después saca el desatascador del váter.

Si el agua del WC empieza a moverse muy despacio en la taza y va saliendo poco a poco, el embolo o desatascador ha cumplido su misión y hemos quitado el atasco. Si es preciso, una vez que se deshace toda la obstrucción, puede ser un buen momento para lavar el WC.

Se puede bajar la manivela de la cisterna un poco para el caso de que haya poco agua en el váter. No repita muchas veces esa operación o corre el riesgo de que el váter inunde todo el suelo al accionar del todo la cisterna. Se puede evitar, abriendo la tapa de la cisterna y estando muy pendiente por si hace falta bajar la aleta deprisa.

Coloque de nuevo el desatascador y muévalo arriba y abajo. Repita la operación entre cinco y diez veces. Eche más agua y siga usando el émbolo hasta que el agua fluya con facilidad. Vacíe la cisterna del WC y cuando la llene de nuevo, esté pendiente de la aleta como hemos visto para evitar que se inunde la casa. Ya puede hacer una prueba con el WC.

Taladro de inodoro

Un talado de inodoro no es barato, lo sé, pero en cuanto lo utilice una vez se habrá amortizado. Por supuesto, se vende en casi todas las ferreterías.

Para poner la cabeza de la serpiente en el eje y colocarla así en la abertura del inodoro basta con tirar de la manija de la barrena, empujando después hasta que no puedas más, ya que si no lo temes lo suficiente seguramente hagas muescas o dejes puedas llegar a romper el WC en el peor de los casos. A la vez, presione hacia abajo y dé vueltas a dicha manija en el sentido horario.

Una vez hecha esta operación, se sube la parte de la manija todo lo que sea posible para retirar la serpiente; si ésta no sale con facilidad (ya sea porque se engancha a un tornillo, perno y otro objeto que haya dentro y que no podemos ver), como regla general habrá que girarla al mismo tiempo que la saca, aunque también se puede probar a retirarla sin necesidad de darle vueltas.

Varilla de serpiente

La mayoría de las veces el desatascador de goma es suficiente para deshacer la obstrucción pero cuando no es así, quizá estamos ante restos muy endurecidos que conforman el tapón y que con una simple absorción va a costar que se solucione o que pesan mucho para solucionarlo así. Tenemos que buscar alternativas porque no podemos seguir con el inodoro atascado más tiempo.

La varilla de serpiente se mete con cuidado por el agujero del váter, dando vueltas con delicadeza de acuerdo con lo que sea preciso, así generalmente la obstrucción se va moviendo hacia fuera, aunque a veces la serpiente queda enganchada en los restos que se han acumulado en el interior de la cañería dificultando que la recuperemos. Las serpientes se encuentran en muchas tiendas especializadas, aunque puedes probar a hacer una tú mismo.

Pero si nada de lo anterior ha funcionado, la única alternativa es llamar a un profesional que tenga buena fama para conseguir que lo solucione porque cuentan con la última tecnología y el equipo adecuado para eliminar la obstrucción de la tubería.

Prueba con bolas de papel higiénico

En cuanto se prueba un truco para quitar el atasco, lo mejor es probar si se ha desatascado el WC. Lo mejor es hacer funcionar la cisterna del váter y si va correctamente, se habrá eliminado la obstrucción. ¡Pero esta prueba es solo agua! Habrá que esperar a que algún sólido pase por la cañería para ver si realmente lo hemos solucionado. Puede que aún quede algo atascado en el fondo y simplemente con meter el émbolo o la serpiente de nuevo se solucione completamente. Podemos hacer la prueba también con papel higiénico para comprobar si aún hay algún objeto atascando el WC y ver si se queda pegado, impidiendo que trague correctamente. Basta con hacer una bola con papel higiénico en cantidad (ocho pies suelen bastar) y tirarlo al váter, le das a la cisterna. A menudo es conveniente esperar un poco y volver a darle a la cisterna ya que funcione la primera vez no es garantía de que esté solucionado.

Si funciona correctamente, hago otras dos pelotas de la misma longitud para probar de nuevo y estar seguro de que el problema se ha solucionado.

¡Con el WC no se juega! Si cualquier cañería del hogar tiene un atasco, la vida doméstica queda afectada; pero si el váter está inutilizado por un atasco causado por el motivo que sea (alguien tiró un juguete dentro por accidente o se ha obstruido por un bolo formado de residuos y papel higiénico) ¡échate a temblar!

Nadie te va a echar una mano para solucionarlo en casa, ya que el inodoro cuando tiene un atasco resulta repulsivo y hay que armarse de valor para acercarse, no solo por el olor sino porque en sí mismo da asco meter simplemente la mano donde están los residuos humanos más inmediatos.

Si aún no has conseguido saber cómo se ha formado el atasco en tu váter y tienes curiosidad, sigue leyendo para que puedas evitarlo en otras ocasiones.

¿Por qué se atasca el váter?

No es nada divertido estar sentado en la taza del váter y no saber si la cisterna va a eliminar correctamente dichos residuos. Puedes reírte si quieres pero es un problema grave. No, a nadie le gusta que el váter no funcione bien.

Antes de que llegue a atascarse, tu váter te da una serie de señales para indicarte que hay algo que no va bien del todo.

Cuando das a la cisterna te das cuenta de que el agua empieza a subir de manera peligrosa (tanto que casi se sale) en lugar de moverse rápidamente como hace habitualmente y bajar por la tubería llevándose los residuos. Lo único que se te ocurre para intentar arreglarlo es accionar de nuevo a la cisterna sin éxito.

Tira papel higiénico de más por el váter es la causa principal de que se atasque. Si además, hay otras cosas dentro (si tienes niños piensa en un pañal o en un juguete que no debería estar ahí) la situación se complica de manera importante con el papel higiénico.

Material necesario

Es malo para tu salud (y va contra  la higiene más básica) utilizar sin más tus manos para solucionar el atasco en el váter. Consigue unos guantes, uno de esos cepillos que venden específicos para váteres y ármate de valor porque te va a llevar un buen rato.

Para una pequeña obstrucción, bastará simplemente con poner periódicos en el suelo del baño para que absorba el líquido que pueda salir; además evitará que te dañes las rodillas, salvo que tengas un taburete.

Además, para empujar el tapón convendría tener a mano una percha o algún objeto parecido, igualmente maleable.

Por supuesto, mejor que tengas lejía, detergente líquido y cloro (u otros productos de limpieza similares), si añades un aromatizador mucho mejor. Y el famoso desatascador de goma.

Remedios caseros para atascos del váter

Ya tengo lo que necesito para solucionario, ¿qué hacemos?

Lo mejor es que tengas cerca todo lo que hemos mencionado se utilizará uno u otro según la dificultad del atasco. Y no olvides seguir las instrucciones al pie de la letra o no te funcionará. ¡Recuerda llevar siempre puestos los guantes!

Lejía y detergente líquido

El más potente para deshacer la grasa que pueda estar pegada en la cañería es sin duda alguna el detergente que uses para el lavavajillas o el fregaplatos. Segun el fontanero economico bastará con echar un chorrito del mismo en el váter, después echas agua muy caliente y lo dejas actuar unos veinte minutos. Tira de la cadena para saber si se ha solucionado y el agua corre perfectamente.

Si prefieres utilizar lejía, los pasos son los mimos que con el detergente (dejándolo actuar media hora) pero no hace falta echar agua caliente. Después, haz la prueba de darle a la cisterna y ver si corre el agua adecuadamente.

Usar estos dos sistemas es muy bueno para evitar atascos es una medida perfecta. Además también sirven en atascos ligeros, cuando el agua se evacúa despacio por la tubería.

Fregona

También es un atasco poco grave se puede utilizar la fregona, además, no tienes ni que comprarla porque siempre hay una en casa. Lo único, recuerda para evitar que se ponga todo perdido de agua pon periódicos en el suelo.

Envuelve la fregona en una bolsa de plástico atándola (así no se saldrá y no mancharás más de lo previsto). Ponla en el agujero del inodoro, sube y baja con fuerza varias veces, creando el efecto vacío. Dale a la cisterna para ver si se ha solucionado y el agua corre con normalidad. Es un sistema muy sencillo, no tienes que echar ningún producto, no es peligroso y cuando no tienes un desatascador de goma es la mejor opción.

Desatascador de goma

Es una de las herramientas cada vez más necesarias en la vivienda ya que sirve para cualquier tubería, desagüe… Es más eficaz que usar la fregona, tardarás menos con el desatascador sin duda.

Ya hemos visto su uso pero vamos a repetirlo para dejarlo claro. Ponlo en el agujero del inodoro, sube y baja con fuerza varias veces, creando el efecto vacío en el interior del váter, empujando los restos que han formado el atasco.

Sirve solo para una obstrucción leve o poco grave.

Otros trucos

Otra alternativa para desatascarlo que le ofrecen las empresas de fontaneria. Lo primero, ponte los guantes de goma o látex. La percha de la ropa puede servir para quitar el atasco; pero tiene que ser de las de alambre porque lo primero es estirarla para meterla por el agujero del váter. Entonces, mueve en círculos para encontrar la obstrucción y poder así sacarlo o echarlo fuera para deshacer el atasco. Entonces el agua de nuevo podrá fluir correctamente hacia la tubería.